coach personal sevilla y cadiz

El 27 DE ENERO DE 1945 el ejército ruso libero el campo de concentración de Auschwitz, entre todos los prisioneros que fueron liberados ese día, se encontraba el neurólogo y psiquiatra judío-austriaco Viktor Emil Frankl, que unos años después escribiría un libro llamado “El Hombre en busca de Sentido”. En ese libro nos enseña como es la visión del ser humano, cuando se le despoja de la humanidad y nos hace entender que marcaba la diferencia entre morir y vivir cuando lo has perdido todo y no tienes ni presente ni futuro. En ese maravilloso libro nos hace entender la importancia de la actitud en la vida, que se resumiría en la siguiente frase de su libro:

“A un hombre le pueden robar todo, menos una cosa, la última de las libertades del ser humano, la elección de su propia actitud ante cualquier tipo de circunstancias, la elección del propio camino.” ​

Por lo que entiendo que nuestra actitud es una elección libre y personal, que tenemos todas las personas para interpretar y relacionarnos con todos los hechos que nos ocurren en la vida. Nunca podremos elegir las circunstancias de la vida, aunque siempre podremos elegir nuestra actitud antes esas circunstancia. A lo largo de mi experiencia laboral y personal siempre he intentado inculcar esa manera de ver la vida a las personas con la que he interactuado y colaborado en diferentes organizaciones, haciéndoles ver que o eligen su actitud o la actitud les exigirá a ellos siendo víctimas de sus estado de animo y circunstancias.
Esa elección de actitud es la que permite a un comercial levantarse cada mañana motivado, aunque el día anterior haya sido duro y complicado. Es la que hace que por muchos problemas que tengas en tu vida personal puedas sonreír a los cliente cariñosamente. Es la que aunque no consigas llegar a tus objetivos, intentes ayudar a tu compañero para que él los consiga. Es la que te permite evolucionar y ser mejor cada día.
La elección de tu actitud es el primer paso para la excelencia,  como dice Jim Collins:

“La excelencia no es producto de las circunstancias . La excelencia es una elección consciente.»

Una elección en el aquí y en el ahora; en cada tarea que desarrollamos, en cada acción que implementamos, en cada decisión de nuestra vida podemos elegir la actitud de excelencia, cuando fregamos los platos; cuando estamos jugando con nuestros hijos; cuando realizamos un informe para nuestro jefe o cuando cenamos con nuestra mujer. En cada momento de nuestra vida podemos elegir que actitud tener, y si tenemos la capacidad de parar, de saborear el momento presente y de dar nuestra mejor versión en cada uno de esos momentos, la sensación de satisfacción interior será tan grande, que ya no querremos hacerlo de ninguna otra manera.
Desde Teambuilders entendemos que todas las personas que conforman un equipo, tienen esta capacidad, que pueden elegir esa actitud de excelencia para ser mucho más productivos y felices en sus vidas, tanto laborales como personales. Entendemos la formación o facilitación como el arte de soplar las brasas de la excelencia, desde esta perspectiva.
Bienvenidos a la “ACTITUD DE EXCELENCIA”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar